sábado, 19 de marzo de 2016

PERSONAS TRANS PIDEN MÁS ACCESO AL SERVICIO DE SALUD EN ECUADOR



Persecución, maltrato, detención, tortura. En los años ochenta, los gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros (GLBT) lidiaron su batalla contrala segregación. Pelearon por su reconocimiento.
Desde entonces han tenido varios logros: la homosexualidad fue despenalizada en 1997 y la
Constitución de 1998 amparó la no discriminación por orientación sexual, principio que se reafirmó en el 2008.

Pero para Paola esos derechos aún están solo en papel. Ella es morena, de cabellera lacia, negrísima, ojos saltones enmarcados bajo cejas perfectamente tatuadas, algo corpulenta. Tiene 25 años y es trans femenina. Por experiencia propia, dice, siente que su derecho de acceso a la salud no está del
todo garantizado.

Un estudio de la iniciativa Amfar (2012), que agrupó a 759 trans femeninas de la Costa, reflejó que un 55% denunció la inaccesibilidad a los centros de salud. Y más del 90% afirmó recibir un trato diferente por su condición de trans.

FUENTE: PERIÓDICO UNIVERSITARIO “UNIDOS”
Información sin exclusión
Responsables: Soledad Dueñas, Jessica Piarpuezan, Karla Palacios