martes, 20 de octubre de 2015

El movimiento trans no quiere dos tipos de cédulas en Ecuador

Pacto Trans Ecuador señala en un comunicado que establecer unas cédulas con sexo para la mayoría de la población y unas cédulas excepcionales, para los trans, es establecer cédulas y ciudadanos de primera y segunda. 


“No establezcamos un apartheid de géneros, reconozcamos el género universal”.

Eso pide el Pacto Trans Ecuador, que manifiesta su preocupación por el informe de proyecto de refrma a la nueva Ley de Registro Civil, aprobado por la Comisión de Gobiernos Autónomos de la Asamblea. Hasta hace una semana, el informe para segundo debate del proyecto de Ley del Servicio Nacional de Gestión de la Identidad y Datos Civiles traía esperanza a los activistas transgénero. Rashel Erazo, presidenta de la Asociación Alfil, sostenía que el cambio iba a ser un logro en la lucha por el reconocimiento de los derechos a la identidad sexual del movimiento de lesbianas, gays, transgénero e intersexo (Glbti). Pero este 20 de octubre del 2015 circula un manifiesto del Pacto Trans Ecuador. Les preocupa que: “el sexo siga constando en la cédula salvo para las personas que prefieran género. El sexo no debe constar en ninguna cédula porque es un dato privado que se tutela bajo el derecho a la intimidad”. Además les inquieta que el sexo se exprese en la cédula con las categorías hombre o mujer y que el género se exprese como masculino o femenino. ¿Por qué? 

Porque profundiza las diferencias entre la población trans y el resto de la población. Otro de los puntos que les genera preocupación es que para cambiar de nombre, acto que hoy puede realizarse libremente y sin condicionamientos, las personas trans tengan, de acuerdo al proyecto de ley, que “optar voluntariamente por las cédulas especiales que llevan género. Solo con estas cédulas distintas y llamativas, que acusan que somos trans, podremos cambiarnos el nombre. 

Nuestra intimidad se seguirá violando”. El Pacto Trans Ecuador señala en un comunicado que establecer unas cédulas con sexo para la mayoría de la población y unas cédulas excepcionales, para personas excepcionales (los trans), es establecer cédulas y ciudadanos de primera y segunda. “Lo democrático es igualarnos a todos los ciudadanos en aquello que nos igual: el género. Y restringir la información del sexo legal de hombre o mujer, a la partida de nacimiento y los datos no visibles del chip de la cédula”. El Pacto Trans Ecuador lo integran alrededor de 18 organizaciones, entre ellas Silueta X, Alfil, Proyecto Transgénero, Bolivarianos Diversos, Caballeros Transmasculinos y Luvid Manta. Silueta X también se pronunció al respecto. Sostienen que: “una cédula de identidad que identifique a las personas trans e intersex por el género, mientras al resto de ecuatorianos por el sexo, es otra etiqueta que nos diferenciaría”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/tendencias/activistas-transgenero-ecuador-cedula-glbti.html#.VibaS-Lb2Uo.facebook. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

jueves, 15 de octubre de 2015

La posibilidad de que se coloque el género y no el sexo en la cédula ilusiona al movimiento trans


Externamente luce como una mujer; tiene una cabellera negra, larga y tupida de risos, sus ojos están bien maquillados y su cuerpo tiene las curvas de cualquier muchacha. Es una mujer, pero nació hombre. Su cédula indica que su sexo es masculino y en ella consta el nombre de un joven. Parece un error del Registro Civil, pero para Rashel Erazo, activista transgénero, ese documento es un símbolo de la "incongruencia que existe en el país cuando se habla de la identidad sexual”.

Una frase tan común como esta -dice- tendría un significado real el momento en que la Asamblea Nacional aprobara la Ley del Servicio Nacional de Gestión de la Identidad y Datos Civiles. Ayer miércoles 14 de octubre, la Comisión de Gobiernos Autónomos aprobó el informe para segundo debate de ese proyecto. Ampliar En su cédula, Rashel Erazo es identificada con el sexo masculino. Foto: EL COMERCIO En la norma se presente por primera vez la posibilidad de cambiar la palabra sexo por la de género. Podría parecer un detalle insignificante, pero para la activista, que también es presidenta de la Asociación Alfil, esta modificación sería un logro en la lucha por el reconocimiento de los derechos a la identidad sexual del movimiento de gays, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexo (Lgbti), pero sobre todo de las personas transgénero. Incluir el género en la cédula implicaría que una persona como ella, que luce y se siente como mujer, pueda cambiar la palabra 'masculino' por la de 'mujer' en su documento de identificación. Su sexo quedaría en la partida de nacimiento, que no es un documento público. 


¿Qué se lograría con esto? Que Rashel pueda cambiar un cheque en el banco, que cuando salga del país no sea llevada a las oficinas de Migración porque en su pasaporte está la foto de una mujer y los nombres de un hombre, que no le traten como sospechosa, que cuando vaya a una cita médica no le digan señor. Y en general que se haga real lo que dice la Constitución: que el Estado garantizará los derechos y la no discriminación por identidad sexual. Alfil ha realizado, desde hace tres años, una campaña denominada Mi género en mi cédula y su objetivo es que el Estado reconozca que el género es público y vaya en la cédula y el sexo, que es íntimo, conste en la partida de nacimiento. Para Rashel, el país ha dado pasos en la legislación a favor de los derechos de los Glbti, pero falta aún y reconoce que “todavía somos tratados como ciudadanos de segunda clase”.

El argumento principal de quienes rechazan esta reforma es que permitiría también los matrimonios del mismo género, lo que no está permitido aún en el país. Sin embargo, en la Asamblea se aclaró que con dejar el sexo en la partida de nacimiento se podría verificar esta información. Para la asambleísta de Alianza País, Alexandra Ocles: “este es un tema relacionado con lo íntimo de la persona, plantea discriminación hacia personas que viven un proceso trans femenino o masculino. Nosotros creemos que el tema de género debe ser un decisión voluntaria y que cuando un ciudadano, de 18 años, vaya a obtener la cédula como mayor de edad, defina su identidad sexual y la ubique en su documento”. Proyecto de Ley propone documento de identificación único TAGS REGISTRO CIVIL CÉDULA DE CIUDADANÍA CÉDULA DE IDENTIDAD TRANSEXUAL TRANSGÉNERO LGBTI AVANCE NOTICIOSO SOCIEDAD 


Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/tendencias/genero-sexo-cedula-lgbti-sociedad.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com