martes, 8 de septiembre de 2015

“LIBERTAD ES SINÓNIMO DE LA IGUALDAD”

“Ninguna ley debe poner trabas a la libertad. Los grupos GLBT  somos el ejemplo de lo que es tener libertad a medias”.

GEOVY JARAMILLO, es un transgénero, abogado de profesión y activista de Bolivarianos diversos.
A los 14 años, Geovy  Jaramillo decidió enfrentar a la sociedad y asumir su sexualidad. Él explica que es un transgenero, es decir, en su caso, “un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer”.
Desde su experiencia y conocimientos en leyes, dice que la comunidad GLBT aún es estigmatizada y pone reparos a cualquier ley que imponga trabas a la libertad.



¿Qué es para los grupos GLBT la libertad?

Para nosotros la libertad debe ser sinónimo de igualdad.

¿Y existe igualdad en el país?

Lamentablemente no. A pesar de que hay una Constitución, donde se reconoce la orientación sexual y la identidad de género, existe discriminación en varios aspectos como los laborales, educativos, sanitarios.

Es decir que, ¿la nueva Constitución no mejoró su situación?

No, hay muchos derechos que siguen conculcados, por ejemplo, el matrimonio.  Si bien yo no creo en matrimonio, creo que el no poder hacerlo me pone en un límite y en desigualdad en relación al resto de personas.

¿Han faltado acciones de las autoridades para que se respete lo que dice la ley?

Hay que reconocer que el Gobierno tiene buenas intenciones, que por ahora se han quedado solo en el papel. Por eso, hay varios movimientos sociales que están descontentos porque se plantean nuevas lyes que nos afectas a todos.

¿Cómo cuáles?

Como la Ley de Comunicación. La mayoría de grupos GLBT apoyamos al presidente, pero no queremos trabas de ningún tipo para la libertad de expresión.

Nosotros somos el más claro ejemplo de los efectos de las trabas y de tener una libertad a medias.

Usted trabaja en el sector público, ¿no cree que esa es una muestra de que hay más tolerancia?

Sin duda y tengo que reconocer que he tenido la apertura laboral. Pero también depende de la actitud de cada persona. Jamás llegué a pedir un favor, sino a prestar mis servicios en base a mis conocimientos que no están en dudas.  Sin embargo hay otros compañeros a los que se les cierra las puertas a diario. No he visto en una entidad pública a un solo trans, ni siquiera haciendo labores de limpieza (CRR)

Publicado en el periódico HOY.
Lunes 7 de Junio del 2010



No hay comentarios:

Publicar un comentario