sábado, 31 de mayo de 2014

CONCEPTOS ADAPTADOS A LA REALIDAD DE LAS PERSONAS TRANS



El ABC de la diversidad sexual ha gozado de gran aceptación entre un público promedio de funcionarios públicos de instituciones como Ministerios, Municipios, defenseoría del Pueblo, Registro Civil del Ecuador y otras. El glosario policial, mucho más especifíco toma en cuenta el publico al que va dirigido y el contexto en el que los saberes transmiidos van a ser manejados. Lo utilizaran agentes dela policiía Nacional que tratarán a maenudo contrabajadoras sexuales trans en el contexto de la calle y para quienes el manejo de los términos del glosario puede significar la diferencia entre abuso policial y debido proceso.
No obstante, y en honor a todas las reflecciónes vertidas sobre el lenguaje de los trans, reconocemos que ambos textos son limitados y perfectibles. Ambos toman posturas políticas, como hace todo lenguaje. Y ambos han sido escritos en momentos sociales y marcos jurídicos determinados que serán superados. Eso esperamos.
CUERPOS DISTINTOS
Proyecto Transgenero
www.proyecto-transgenero.org
EL ABC DE LA DIVERSIDAD SEXUAL – PROYECTO TRANSGENERO.
Los términos señalados entre asteriscos son rebeldías lingüísticas de nuestra propia cosecha*
DIVERSIDAD SEXUAL.- Termino paraguas que se utiliza para aludir a cualquier diferencia en el canon corporal de las personas, en su identidad de género o en su orientación sexual.
CANON COPRORAL.- Características físicas que hacen que un cuerpo sea femenino (hembra) o masculino (macho). En la mayoría de personas, el canon corporal es una realidad “catalogable” bajo una de estas dos construcciones binarias a menudo referidas como “sexos biológicos”. Sin embargo, existen personas que presentan realidades más complejas.
INTERSEXUALES  O INTERSEX.- Persona cuyo canon corporal presenta realidades cromosomáticas, hormonales y/o genitales, imposibles o difíciles de catalogar en binario. Son los “cuerpos del medio” que demuestran que en realidad no existen dos “sexos biológicos”, sino un espectro sexual.
IDENTIDAD DE GENERO.- Es la masculinidad o feminidad de una persona, independientemente de su canon corporal de origen. La feminidad y la masculinidad son modos de presentación (de vestirse, hablar, moverse, expresarse, relacionarse) socialmente identificados con uno u otro sexo.
MUJER.- Persona cuyo canon corporal es femenino (hembra) y cuya identidad de género también es femenina.
HOMBRE.- Persona cuyo canon corporal es masculino (macho) y cuya identidad de  género también es masculina.
TRANSGÉNERO FEMENINA.- Persona cuyo canon corporal es masculino (macho) y cuya identidad de género es femenina. En algunas sociedades, se prefiere el término “mujer trans”.
TRANSGENERO MASCULINO.- Persona cuyo canon corporal es femenino (hembra) y cuya identidad de género es masculina. En algunas sociedades, se prefiere el término “hombre trans”.
MACHA.- Término para designar el canon corporal de una persona de género femenino. De este modo, afirmamos la soberanía del género en el cuerpo y criticamos la asociación natural entre “macho” y “masculino”.
HEMBRO- Designa el canon corporal de una persona de género masculino. De este modo, afirmamos la soberanía del género en el cuerpo  y criticamos la asociación natural entre “hembra” y “femenina”.
TRANSEXUAL (FEMENINA O MASCULINO).- Persona trans que emprende cambios físicos que alejan de su biología de origen y le acercan a la usualmente asociada con el otro género a través de múltiples prácticas de intervención corporal voluntaria.
INTERVENCION CORPORAL.- Feminiacación o masculinización de un cuerpo mediante procedimientos hormonales, quirúrgicos o mecánicos. Entre las prácticas más comunes de intervención corporal está el uso de implantes, las cirugías de modificación genital y las cirugías  de remoción de órganos o caracteres sexuales. Son conocidas, por ejemplo, la histerectomía (extirpación de útero), la mastectomía (extirpación de mamas), la vaginoplastia (construcción de vagina), la metoideoplastia (liberación de clítoris transformado en micro pene por las hormonas) y la faloplastia (construcción de pene). Y , aunque es menos conocido, muchas personas transexuales logran transformaciones sorprendentes de masculinización o feminización de su biología original por acción mecánica; a través de determinadas disciplinas físicas (como el fisicoculturismo para masculinizar un cuerpo femenino, o le modelaje para feminizar un cuerpo masculino).
ANDROGINO-A.- Persona con características simultáneas de masculinidad y feminidad (ya físicas o simbólicas). Una mujer andrógina seria una persona con suficiente feminidad como para ser identificada como “mujer”, pero “masculina”. Un hombre andrógino sería una persona con suficiente masculinidad para ser identificado como “hombre”, pero “femenino”. Una persona andrógina o un andrógino, sería alguien con tal nivel de ambigüedad genérica, que en su presencia no pudiéramos decidir si es mujer u hombre.
BIGENERO.-  Persona que alterna feminidad y masculinidad como dos facetas distinguibles en su identidad de género. Se trata de una persona que, idependietemente de su canon corporal de origen, ha logrado dominar bien la producción de las dos construcciones culturales predominantes del género, al punto de convertirse en una especie
de “bilingüe del género”.
ORIENTACION SEXUAL.- Tendencia de una persona a sentirse sexualmente por, o involucrarse sexualmente, con uno u otro sexo.
HOMOSEXUAL.- Persona con orientación sexual hacia personas de su mismo sexo.
HETEROSEXUAL.- Personas con orientación sexual hacia personas de distinto sexo al suyo.
HOMOGENERO.-  Persona a la que atraen otras de su mismo género, independientemente de cuál sea su sexo y el de las otras. Por tanto, una pareja podría ser de personas de distinto sexo (heterosexual en estricto sentido corporal) pero homogénero (las dos femeninas o las dos masculinas).
HETEROGENERO.- Persona a la que le atrae otras de distinto género al suyo, independientemente del cuál sea sus sexo y el de las otras. Por tanto, una pareja podría ser de personas del mismo sexo (homosexual en estricto sentido corporal) pero heterogénero (una masculina y la otra femenina).
BISEXUAL.-  Persona con orientación sexual hacia personas de uno u otro sexo.
TRISEXUAL. – Termino para reivindicar que las posibilidades del deseo, al igual que las del cuerpo y las del género, rebasan el binario. Si no existen sólo hombres y mujeres, sino múltiples posibilidades sexo genéricas, es posible que a una persona le gusten hombres, mujeres y también “todos y todas las demás”. Ese todos los demás o todas las demás, se convierte en un tercero genérico y político.
TRANSFEMINISMO.- Corriente del feminismo que rebasa el binario de género – es decir, la presunción de que existen hombres y mujeres únicamente- y que, por lo tanto, en lugar  de situar la presencia de las relaciones patriarcales entre dos identidades de género abstractas – “hombres” y “mujeres”, la sitúa en los lugares sociales del femenino, independientemente de la condición sexo – genérica especifica de las personas y colectivos concretos sobre los que recaen las situaciones, estructuras y dispositivos patriarcales.
ALTERNATIVISMO.-  Corriente teórico – práctica que propone un dominio profundo de la lógica y las técnicas de una determinada disciplina (especialmente disciplinas tradicionales como el derecho y la arquitectura) para luego utilizar esa misma lógica y esa mismas técnicas contra la propia disciplina, en aquellas fronteras o límites políticos en que la disciplina resulta opresiva, injusta, discriminatoria, estrecha o indeseable en general. Decimos, en resumen, que el alternativismo  propone “la subversión desde dentro”.
INTERCULTURALIDAD.-  Posicionamiento político, teórico y práctico que intenciona la producción del sentido desde el diálogo, permanentemente con otros colectivos tradicionalmente excluidos del canon civilizatorio oficial – el de la cultura blanco –mestiza y patriarcal - , sustituyendo los esencialismos identitarios por el desplazamiento permanente y la búsqueda de “simetrías subyacentes” contra las grandes opresiones sistémicas.
CUERPOS DISTINTOS
Proyecto Transgenero
www.proyecto-transgenero.org



GLOSARIO PARA PROCEDIMIENTO POLICIAL GÉNERO SENSIBLE
El glosario para procedimiento policial género – sensible hace parte de una serie de capacitaciones a las distintas ramas de la Policía Nacional que son impartidas por personas trans e intersex – en su mayoría trabajadoras sexuales de la calle – en el marco de un proceso que llamamos “policías y Transgéneros: un Diálogo que   Si es Posible.
A continuación recogemos algunos de los términos de este glosario que, con el tiempo, gracias a la constancia de nuestra relación con la institución han pasado a integrar oficialmente el Manual de Derechos Humanos de la Policía Nacional. Se trata de uno de los pocos procesos en el mundo en que sectores tan excluidos de la ciudadanía han participado en la construcción de normas implicadas en su realidad cotidiana.
SEXO LEGAL – SEXO CIVIL – SEXO REGISTRAL:- Es la calidad de ser “hombre” o “mujer” ante la ley.  En el Ordenamiento jurídico ecuatoriano, el sexo legal de una persona se adjudica automáticamente en función de su sexo biológico de nacimiento.
Para determinar el sexo legal de una persona, el o la policiía deberá remitirse a la (F) o (M) que consta impresa sobre la mención “sexo” en la cedúla de ciudadanía independientemente de la apariencia o corporalidad d el apersona.
IDENTIDAD DE GENERO.- Es un factor  no susceptible de discriminacón según la Constitución Politica del Ecuador, artículo 11, número 2. Esto significa que nuestra Constitución prohíbe discriminar a las personas por tener una identidad masculina, o por tener una identidad femenina, independientemente de cuál sea sus exo biológico. Por lo tanto , la o el policía debe saber que si bien ha de remitirse a la mención de la cédula para determinar el sexo legal de un sujeto abordado, no puede hacer caso omiso de la identidad de género de esa persona, porque al hacerlo estaría incurriendo en un tratamiento discriminatorio.
PARTE POICIAL GÉNERO – SENSIBLE.-  A fin de respetar la identidad de género de toda persona implicada en un parte policial, cuando la identidad de género no coincida con el sexo legal, el o l a policía debe registrar las dos circunstancias; por ejemplo:
“La ciudadana Luis Enrique Salazar, ecuatoriana, mayor de edad, de sexo legal masculino y género femenino..”

“El ciudadano Carolina Condell, chileno, mayor de edad, de sexo legal femenino y género masculino…”.


CUERPOS DISTINTOS
Proyecto Transgenero
www.proyecto-transgenero.org

viernes, 30 de mayo de 2014

CRONOLOGIA DEL MOVIMIENTO TRANS EN ECUADOR

Años 70: Existe la especialización de la homosexualidad. Lo trans se equipara penalmente a lo homosexual en la medida .

En que se verifiquen relaciones “entre dos machos”. Los transgéneros tienen apariciones esporádicas en la crónica roja.

Años 80: Se sigue en el contexto que la homosexualidad es penalizada. Los medios de comunicación tan solo se encargan de visibilizar a los transgéneros en la crónica roja y el discurso médico como “anomalías”. El abuso policial contra los trans queda impune. La única mención de lo que es el travesti en el plano de la psiquiatría es tratada como que fuera un “fetichismo”.

A mediados de los ochenta y mediados de los noventa: Las primeras organizaciones GLBT como SOGA y FEDAPES hacen una incursión tímida en los derechos de los GLBT. La bandera de estas organizaciones es la lucha contra el “SIDA” debido a que este campo es más remunerable económicamente. Tan solo se trata en las organizaciones GLBT los derechos en cuanto a salud y la integridad física.

1995 Y 1997: Los movimientos de mujeres logran visibilidad y también defienden los derechos humanos de las personas trans. Existió un apresamiento masivo de travestis en Cuenca y posicionamiento público del tema.

1997: Anulación parcial del artículo 516 (anulación del segundo inciso) y consiguiente despenalización de la homosexualidad masculina en Ecuador. Es importante recordar que la homosexualidad femenina nunca estuvo penada.

1998: El Artículo 23.3 de la Constitución consagra la igualdad ante la ley de los GLBT. La inclusión de la no discriminación por orientación por orientación sexual es un logro de la Constituyente que posiciona a nuestra

Carta Política como una de la más avanzadas del continente en materia de diversidad sexual (y segunda en el mundo en contener una norma específica, luego de Sudáfrica). Sin embargo, no se incluye expresamente la no discriminación por “identidad de género”; si bien se desprende tácitamente de la misma norma.

24 de Junio de 1988: La diversidad sexual se convierte oficialmente en política de Estado a través del Plan Nacional de Derechos Humanos, con rango de Derecho Ejecutivo.

1998 – 2001: Años de transición (en Quito y Guayaquil) del “discurso del SIDA” a un discurso de derechos. Introducción de la terminología “GLBT” y cuestionamientos sobre como importamos los discursos extranjeros.

Lo trans se toca periféricamente, como de hecho, también lo lésbico y lo bisexual en el discurso de las organizaciones.

2000: El Proyecto del Código de la Familia es la primera propuesta de norma secundaria en el Ecuador, que aborda el tema GLBT, pues propone eliminar el requisito de la diferencia de sexo entre contrayentes de la institución matrimonial.

2001: Quiebre en el movimiento GLBT ecuatoriano; especialmente un quiebre lésbico. Varios discursos heterogéneos se empiezan a visibilizar, abordando necesidades propias de cada identidad y de cada realidad ecuatoriana. Alejamiento de las organizaciones GLBT y separamiento de organizaciones Trans y otras que se dicen se solo Gay y Lésbicas. La cuota política que significó que las travestis dieran la cara pública en la despenalización de la homosexualidad se vuelve evidente: y la brecha en el goce de derechos (Homosexuales versus transgénero) también.

En el ámbito estatal, la Subcomisión de Diversidad Sexual del Plan Nacional de DDHH se abre a nuevas organizaciones GLBT.

Junio del 2001: Se redactan los primeros “Planteamientos Jurídicos GLBT en el Marco del Plan Nacional de Derechos Humanos, que contienen una propuesta de reformas a distintos cuerpos legales, y que evolucionará en los siguientes años.

Enero a Junio del 2002: Enorme acercamiento político entre principales activistas GLBT, Es más un acercamiento entre personas que entre regiones, y, por lo tanto, sucede en una esfera elitista.

Se aborda en este punto la necesidad de incursionar en propuestas de legislación anti-discriminatoria.

2002 en adelante: Debido a que las organizaciones GLBT están dedicadas más al activismo en VIH/SIDA, hace que esto impulse el surgimiento de varios grupos transgéneros políticamente organizados en provincias muy diversas del país. Debilidades evidentes en esta segunda escuela del SIDA.

Agosto a Noviembre del 2002: En talleres impulsados por el PNUD, se conforma la nueva Subcomisión de Diversidad Sexual con participación plural.

Diciembre del 2002: Se publica el Plan Operativo de Diversidad Sexual 2003 al 2005 recogiendo los aportes de varios sectores de la sociedad civil en cuatro regiones del país.

Diciembre del 2002: Se constituye la Coalición GLBT del Ecuador, pensada inicialmente como espacio de concertación.

En que se pudieran proyectar los objetivos del Plan Nacional de DDHH y rebasar los mismos hacia una agenda política GLBT.

2003 y 2004: Se redactan varios proyectos de ley pro-diversidad sexual. Inician las primeras jornadas jurídicas en el país (talleres de legislación y litigio entre varias organizaciones GLBT). Se empiezan a abordar especificidades de lo trans: las lesbianas empiezan a celebrar encuentros nacionales y hacer pronunciamientos acerca de sus necesidades jurídicas propias. Existe una moderada incursión en la judicialización de casos GLBT en ciertas instancias jurisdiccionales: procesos internos en la Policía, denuncias de maltrato, casos en comisarías, casos lésbicos de tenencia, etc.
Se arma la coalición de organizaciones “Acción contra la discriminación (ACD)”.

22 de Junio de 2004: ACD presenta al Congreso Nacional un Proyecto de Reformas al Código Penal para la tipificación de conductas homofóbicas, lesbofóbicas y transfóbicas. Por primera vez se aborda en una propuesta de ley ecuatoriana la especificidad trans.


Julio de 2005: Reformas al Código Penal introducen discriminación como circunstancias agravante específica en la comisión de delitos (anteriormente, la existencia de la agravante genérica permitía teóricamente, que un juez agrave una pena por verificarse la transfobia pero, por supuesto, nunca se dio ). Además se introduce la sanción a la apología de delitos por parte de medios de comunicación. Estas dos reformas ofrecen protección a los sujetos trans.

jueves, 29 de mayo de 2014

TRANSEXUALES EN ECUADOR VIVEN EN NEO ESCLAVITUD



Hoy 1ero de Mayo del 2014, para la comunidad Trans a nivel mundial y específicamente en Ecuador vivimos un tiempo de exclusión socio-laboral.

Hoy es un tiempo que ni siquiera se asemeja al “Movimiento obrero Mundial, de la época industrial” (Raíz de los mártires de Chicago).

Muchos desconocen al 1ero de Mayo de 1886 como un tiempo de reivindicación y homenaje. Esta fecha se tergiversa con un día libre o en otros casos peores como festivo.

Las mujeres Trans de Ecuador, ni siquiera accedemos a un empleo. Mucho peor… somos omitidas por la sociedad, relegadas al trabajo sexual, al trabajo voluntario en organizaciones y al trabajo artesanal independiente… sin menos preciar ninguna de estas labores que nos permiten subsistir en este sistema Cis-Hetero-Normativo.

Pero sin embargo, estamos si obligadas a pagar impuestos: agua, luz, alquiler, tasas municipales, servicio de rentas internas, entre otras obligaciones sociales a las que nos vemos exigidas a responder sin siquiera poder obtener los recursos para una manutención básica.

Y en los pocos establecimientos que hemos sido aceptadas, somos explotadas sin seguro social, sin seguro médico ya sea por empresas privadas o por organizaciones que a falta de leyes que amparen nuestros derechos laborales, han convertido a la comunidad Trans en la neo-esclavitud.

Hacemos un llamado a la Presidencia de la República y la Vice-Presidencia para su especial atención en las personas vulneradas por el sistema. Somos poblaciones vulneradas las personas con Capacidades especiales!!! Pero también somos vulnerables: Personas con VIH, personas con Pasado Judicial, Mujeres Trans, Mujeres Trabajadoras Sexuales, Mujeres afros, Mujeres aborígenes, entre otrxs.

Esta es una fecha para un análisis profundo sobre las posiciones sociales en cuanto a la inclusión laboral… y en este caso a las mujeres Trans.

¡La población Trans hoy en día, somos la Neo-Esclavitud!

Srta. Diane Rodríguez
Transfeminista

RIESGOS QUE CORREN LAS PERSONAS TRANS EN CIRUGÍAS PARA CAMBIAR SU CUERPO

Redacción Sociedad - El Comercio - Lunes 30/04/2012



Esta semana un transexual llegó al Hospital Pablo Arturo Suárez a morir. La silicona líquida que se había inyectado, de forma clandestina, se regó en su cuerpo y taponó sus arterias. Pero los transexuales que usan silicona para moldear su figura conocen el riesgo de muerte o las deformaciones faciales y tumoraciones a las que se exponen.

Carolina Alvarado, de la Asociación de Transfemeninas Gran Pasaje, dice que no tienen otra opción. “Es vivir o morir, las cirugías están entre USD 4 000 y 5 000 y el litro de silicona cuesta apenas USD 26”.

La única información que tienen es que la silicona viene de Brasil y tiene consistencia espesa.
Esta característica les da confianza porque piensan que será difícil que se riegue en el cuerpo.
Las transfemeninas (que van de hombre a mujer) son las que necesitan más silicona. Para tener busto necesitan por lo menos tres litros de la sustancia química y la misma cantidad para moldear sus caderas y un litro más para borrar la dureza de sus rostros.

Los transmasculinos (que van de mujer a hombre) también corren un riesgo de salud.
Acostumbran a tomar dosis de anabólicos y esteroides para aumentar la masa muscular y beneficiarse de los efectos secundarios, como el crecimiento del clítoris y la ronquera de la voz.
Pero el uso prolongado de estos fármacos genera problemas hepáticos, cardiopatías, disfunción sexual e infertilidad.

Todo esto se hace de forma clandestina, porque no hay un protocolo de reasignación de sexo.
En países como EE.UU. o España hay unidades para tratar los trastornos de género, pero antes de iniciar el cambio físico someten a las personas a evaluaciones psiquiátricas.

Uno de los barómetros para llegar al diagnóstico de disforia de género (cuando hay un sexo psicológico opuesto al biológico) es el Test de Minnesota, que mide la masculinidad y la feminidad con preguntas como si la persona prefiere ser florista o cazar leones en África.
En estas unidades de género a algunos les bastará con recibir hormonas, otros se pondrán pechos o se los quitarán y unos pocos cambiarán sus genitales.

En el país las cirugías de reasignación de sexo se hacen de forma clandestina. Detrás de ellas han estado los cirujanos Luis y Francisco Morales, este último ya fallecido.
Paúl Silvers, miembro de la Sociedad Ecuatoriana de Cirugía Plástica, asegura que ninguno de sus colegas ha hecho cirugías de reasignación de sexo.

“Estos procedimiento necesitan un abordaje integral, con un endocrinólogo, un psiquiatra, un cirujano y hasta un urólogo para la reconstrucción de la uretra”.

Raúl Jervis, miembro de la Sociedad Ecuatoriana de Endocrinología, asegura que por ética ningún profesional receta hormonas a un transexual. “Cuando llega una de estas personas a mi consultorio yo la mando a un psiquiatra”, dice.

Ambos profesionales, sin embargo, reconocen que sí tratan a las personas intersexo. Estas personas son aquellas que han nacido con genitales ambiguos .

Lo que se hace en estos casos es hacer un estudio genético para saber qué sexo les corresponde o les ayudan a reafirmar el género de crianza. Este problema congénito tiene alta frecuencia en el mundo entero. En el país no hay cifras oficiales, pero a escala internacional se habla de un caso por cada 250 personas.

Implicaciones de las cirugías de cambio de sexo
De mujer a hombre la operación esencial es la mastectomía o extirpación del pecho.
Luego se vacía el aparato reproductor, útero y ovarios, pero la mayoría de pacientes solo se somete a la primera intervención.

La construcción de un pene es lo más complicado y no tiene mucha aceptación. Se hace de dos formas: la primera es a partir de una parte de la piel del brazo, el abdomen o la ingle, que se moldea y se conecta a la pelvis.

Esta operación necesita una prótesis como la que usan los hombres impotentes para tener una erección. La segunda opción es dar la forma de pene al clítoris y hacerle crecer (hasta 7 centímetros) con tratamiento hormonal con testosterona que también ayudará a modificar la voz.
A esto se suma el alargamiento de la uretra, para que coincida con el final del nuevo pene y la formación del escroto con la ayuda de dos prótesis de silicona y la piel de los labios mayores.
De hombre a mujer se empieza por la intervención en las cuerdas vocales para suavizar la voz.
Luego se elimina la nuez para conseguir una apariencia más femenina. También se hacen intervenciones para perfilar el rostro femenino, como la reducción de huesos de la mandíbula, la creación de pómulos y la reducción de la nariz.

La segunda operación es la mamoplastia o implantación de prótesis mamarias. Por último, para la construcción de una vagina lo más usual es darle la vuelta a la piel del pene, depilando primero el pubis con láser para que no salga pelo en la futura vagina.

También cabe la posibilidad de usar un trozo del intestino, pero existen problemas de sangrado y perforación intestinal.

El clítoris se forma usando los nervios dorsales del pene.

El 98% de pacientes consiguen el orgasmo. La uretra se acorta, de tal manera que quede bajo el nuevo clítoris. La vulva y los labios mayores se hacen con la piel del escroto que por fuera es similar a los genitales externos de la mujer.

En el Ecuador los hombres y mujeres que se convierten a otro sexo reciben, únicamente, asistencia para la prevención de enfermedades venéreas de parte de la Red Pública de Salud. No hay una política de salud que brinde una atención integral y prevenga estas muertes.
Más información

Las cirugías para cambiarse de sexo cuestan entre USD 4 000 y USD 5 000y el litro de silicona cuesta USD 26 .

El uso prolongado de anabólicos y esteroides, para aumentar la masa muscular, genera problemas hepáticos (hígado), cardiopatías, disfunción sexual e infertilidad.

La construcción de un pene es la operación más complicada. Se puede hacer de dos formas, a partir de una parte de la piel del brazo, el abdomen o la ingle o haciendo crecer al clítoris

http://www.elcomercio.com/sociedad/riesgos-cambiar-sexo_0_691130923.html

PAIS CANELA
La Diversidad Sexual en Ecuador
http://paiscanela.webs.com